Cena en un verdadero bistrot francés

En la visita que hicimos a Washington, durante nuestra vuelta por la #CostaEste2016, además de tener tiempo para conocer y visitar muchos de los edificios gubernamentales que alberga la ciudad, también nos hicimos de tiempo para disfrutar de una rica cena.

Para salir de la rutina americana, y tras la recomendación que nos hicieron en la recepción de nuestro hotel (la reseña la pueden volver a leer en: entrada 1 y entrada 2), llegamos a Bistrot du Coin.

Como puede leerse en su web, la palabra bistrot define en francés a aquellos restaurantes de barrio donde se pueden comer buenos platos y a buenos precios.

El local no luce pretensioso y eso nos gustó ni bien pusimos un pie dentro. El ambiente es cálido, con un bullicio típico del clásico restaurant barrial que no molesta ni incomoda, sino que se vuelve acogedor.

foto-1

La carta es bien completa y ofrece muchos clásicos de la cuisine française que invitan a ser probados. Se ofrece variedad de sopas y ensaladas, tartas y patés, estofados, carnes (vacuna, de pollo y de conejo) asadas, pescados y una extensa lista de postres.

Nosotros elegimos empezar con una deliciosa tabla de quesos surtidos, acompañada de un mix de verdes frescos y algunas nueces. Un starter liviano y con mucho sabor francés, en una porción de tamaño perfecto para compartir y no quedar saciados antes de llegar a nuestros platos principales.

foto-2

Nuestras opciones siguientes fueron los mariscos y el estofado de ternera. Por un lado, una cazuela de mejillones cocidos al vapor, acompañados por una salsa de vino blanco, cebollas, echalotes, ajo y perejil (Atención!! Este plato lo encontramos en la sección de “entrada”, pero si se pide como principal entonces la porción es más generosa). Por el otro, una cazuela de ternera y arroz con salsa cremosa de cebollas y champignones. Ninguna de las dos elecciones nos defraudó!! Los sabores estuvieron perfectos, los puntos de cocción fueron acertados y las combinaciones de ingredientes no fallaron en ningún punto.

foto-3

Por último, una nutrida carta de postres que despiertan un Oh Là Là de cada comensal. Chocolate, crema batida, caramelo, helado de vainilla, salsa de café, frutas frescas y secas… Nos costó decidirnos, pero finalmente pedimos una clásica y deliciosa crème brulée y una torta tibia de chocolate semi amargo con helado de vainilla. Ambos postres nos dejaron más que satisfechos, y con ganas de volver otro día y repetirlos.

foto-4

Final para nuestra reseña. No podemos decir más que, bajo la definición anunciada, Bistrot du Coin cumple y mucho con su propósito. Para quienes estén por recorrer la capital norteamericana, este restaurant sin dudas tiene que estar en la lista de opciones a visitar!!

A seguir viajando, porque viajar enriquece el alma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s