Una mañana de paseo por el Vieux Montreal – Parte II

En esta entrada les contamos la primera parte del recorrido por uno de los emblemas canadienses, el Barrio Viejo de Montreal.

Continuamos con el paseo…

6] Llegamos a la “estrella” del recorrido. Sobre la calle Notre-Dame Ouest, la Place DˈArmes es el verdadero corazón de la ciudad y nos ofrece un sorprendente panorama histórico. En su centro hay un monumento dedicado a los fundadores de la ciudad y a su alrededor están el edificio más antiguo de Montreal, la basílica Notre-Dame de Montreal, el antiguo seminario Saint-Sulpice, la sede del banco más antiguo del país, el edificio Aldred (de estilo Art Decó, inspirado en el Rockefeller Center neoyorquino), el primer rascacielos de la ciudad y las generaciones de rascacielos que le siguieron.

IMG_0752

Vieux Montreal 15

Vieux Montreal 16

Vieux Montreal 17

Vieux Montreal 18

IMG_0749

7] El Boulevard Saint-Laurent marca la línea divisoria en el centro del casco histórico, porque a partir de aquí es donde las calles avanzan hacia el este y el oeste. Antiguamente, el extremo sur del boulevard se detenía en la congregación de Notre-Dame, la orden religiosa fundada por Marguerite Bourgeoys; aunque el convento fue sacrificado para permitir que el boulevard se extendiera hasta el puerto, sus restos se encuentran bajo tierra. Caminamos por la calle Notre-Dame Est, pasando delante del Palacio de Justicia y algunas oficinas del Ayuntamiento, hasta llegar a la Place Vauquelin y la municipalidad de Montreal (atención!! en francés, municipalidad se dice “hôtel de ville” así que no debemos confundir esta hermosa construcción con un “hotel de la ciudad”).

IMG_0763

IMG_0760

IMG_0762

IMG_0759

IMG_0758

IMG_0757

IMG_0756

IMG_0755

IMG_0754

Como dato de color en pleno Vieux Montreal encontramos este Restaurant Brasilero…

Montreal 2

8] Frente al Hôtel de Ville, el Château Ramezay, museo y edificio histórico de la ciudad; nosotros no entramos, pero sí nos tomamos unos minutos para disfrutar sus jardines perfectamente cuidados. Al costado del “castillo”, la Place de la Dauversière, con su magnífico laberinto dibujado en el verde, y la Place Jacques-Cartier, donde se erige el monumento Colonne Nelson. Este vibrante lugar es perfecto para descansar unos minutos, está rodeado de barcitos donde podemos sentarnos a tomar algo y también es sede de numerosos puestos de artistas. Para quienes quieren ver un poco más de arte, la pequeña calle Saint-Amable es el sitio a visitar: los artesanos emplean todo su encanto y talento para vender sus productos y es casi una misión imposible pasar por aquí sin llevarnos algo de recuerdo.

Vieux Montreal 20

Vieux Montreal 21

Vieux Montreal 22

Vieux Montreal 23

 

IMG_0767

IMG_0766

IMG_0765

9] Paseamos por Saint-Paul E y a medida que avanzamos, aumenta el bullicio y las conversaciones que animan las calles. Llegamos al Mercado Bonsecours, una joya del patrimonio montrealés y un imponente edificio inaugurado en 1847, que funcionó como el principal mercado agrícola de la ciudad durante más de un siglo. Su composición simétrica y el pórtico renacentista griego (las columnas de hierro fundido fueron traídas de Inglaterra), su cúpula estañada y los detalles simples lo convierten en una ilustración perfecta del estilo neoclásico de la época.

Vieux Montreal 25

Vieux Montreal 26

Vieux Montreal 27

10] Antes de ir terminando el recorrido por el Vieux Montreal, nos acercamos al río San Lorenzo y visitamos algunas zonas del Puerto. Nosotros lo hicimos accediendo desde la calle Quai de lˈHorloge (que está justo detrás de la capilla Notre-Dame-de-Bon-Secours), que bordea el parque de diversiones SOS Labyrinthe y nos conduce hasta la Tour de lˈHorloge, monumento erigido en conmemoración de los marineros canadienses que murieron en la Primera Guerra Mundial. También es un buen punto para tomar fotos panorámicas del puente Jacques-Cartier.

Vieux Montreal 28

11] Dejamos atrás la zona del puerto y volvemos sobre nuestros pasos para hacer una visita a la capilla Notre-Dame-de-Bon-Secours. Marguerite Bourgeoys, la primera maestra de la colonia y fundadora de la congregación de Notre-Dame, mandó a construir esta capilla en 1655; aunque la edificación fue destruida por un incendio, fue reconstruida. La imagen en roble de la Virgen con el Niño que se exhibe es la única pieza original que logró recuperarse del siniestro. Recomendamos no solo admirar su fachada principal, sobre la calle Saint-Paul E, sino también su precioso “contrafrente”, desde la calle de la Commune.

Vieux Montreal 29

Vieux Montreal 30

IMG_0773

IMG_0771

12] Nuestro paseo lo terminamos caminando por la calle Bonsecours y disfrutando del verde que nos ofrece la plaza Champs-de-Mars (aquí podemos tomar el metro de regreso). Este es uno de los pocos lugares en Montreal donde aún se pueden ver pruebas físicas de la antigua ciudad fortificada.

A viajar que enriquece el alma.

Anuncios

One comment

  1. gafasdeviaje · marzo 12

    Que belleza, tan solo para caminar y mirar

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s