Despedimos el año probando las hamburguesas de Del Toro.

AsistenteViajero es amante del buen comer, y cuando la propuesta combina hamburguesas y acompañamientos gourmet, es difícil decir que no.

Después de numerosas recomendaciones recibidas, elegimos despedir el año con amigos almorzando en Del Toro, un fast food gourmet ubicado a pocas cuadras del Obelisco porteño.

El local, en Bernardo de Irigoyen 366 (entre Moreno y Av. Belgrano), es pequeño y bullicioso, y tiene capacidad para unos 45 comensales, aunque si el clima acompaña entonces se consiguen algunas sillas adicionales en las mesas situadas sobre la vereda.

La marca registrada de Del Toro son sus jugosas hamburguesas de 160 grs de carne, que pueden pedirse de carne vacuna, cerdo o cordero. También se ofrece una opción de salmón y hasta encontramos una variedad veggie.

Aunque el grupo que nos acompañó es tan heterogéneo como el menú que se encuentra a disposición, las más elegidas fueron la Montana y la Pampa.

La Montana combina queso cheddar, panceta, lechuga y aros de cebolla, a lo que agregamos un huevo frito como topping. La combinación de cheddar y panceta crujiente es un clásico difícil de vencer, que se vuelve definitivamente insuperable cuando se le agregan los aros de cebolla y el huevo. Pero (siempre hay un pero)… aunque la combineta no defrauda, no vendría mal adicionar alguna salsa casera sabrosa (barbacoa o alioli, según el paladar del comensal que la eligió) para elevar lo “tradicional” a categoría de “extraordinario” sin demasiado esfuerzo. Los aderezos envasados que nos ofrecieron no cumplierom la función deseada y preferimos no arruinar nuestro sándwich con salsas industriales.

img_1147

La Pampa ofrece 160 gramos de carne junto con queso provolone, molleja a la plancha, morrón y rúcula. En principio pensamos que la combinación sería “de las fuertes” que nos asombraría por los contrastes. Pero no fue así. Felizmente cada ingrediente aportó su toque distintivo pero sin invadir al resto. El toque “molleja” es un muy buen “gancho” y rinde. Los vegetales le otorgan frescura y la provoleta eleva todo a un punto excepcional.

img_1149

img_1144

En ambos sándwiches el pan es pan. No encontramos un sabor que sobresalga o se distinga por sobre otras panificaciones, pero rescatamos la frescura y la esponjosidad de las figacitas. Lo más destacable de los pancitos son las semillas de la corteza superior, porque aportan un toque crocante a cada bocado.

Turno de calificar las papas y… una pequeña decepción personal. Las hamburguesas se sirven sin papas, con lo cual si queremos los tradicionales bastoncitos fritos en nuestro plato, tendremos que pedirlos. El menú ofrece las ofrece fritas o soufflé (sin salsas ni acompañamientos). Quisimos ir por las segundas, pero nuestra moza nos desalentó. Pedimos entonces varias porciones de los bastoncitos y la primera sorpresa que nos llevamos fue recibir papas en cubos… Se sirven con cáscara y no son aceitosas. Podríamos puntuar con un pulgar para arriba este punto, pero lo cierto es que las papas no tienen el sabor que esperamos encontrar y nos quedamos con gusto a poco.

También probamos la opción veggie y, a pesar de su pan de miga “común”, cumplió con su cometido. Tenía buen sabor y el tamaño satisfizo a quien lo pidió.

img_1148

Es una tendencia cada vez más común, los muchachos de Carne ya incorporaron una opción “no cárnica” a base de gírgolas, que permite que los nuevos paladares vegetarianos no sean un límite al momento de elegir pasar un buen rato con amigos en una hamburguesería.

Para el final, dejamos la atención y los tiempos del servicio, el punto más flojo de nuestro almuerzo… Para ser un fast food, llama la atención que haya servicio de mesa. Si sumamos que nos apuraron para tomar nuestro pedido (menos mal que habíamos leído previamente la carta y que ya todos sabíamos más o menos lo que queríamos) y que después demoraron más de 30 minutos en traer nuestras hamburguesas, ciertamente estamos en condiciones de poner cinco pulgares para abajo en este aspecto.

Esta es la carta y los precios publicados en su Fb oficial a la fecha (Dic’16)

del-toro-1

Resumiendo… hay cosas para mejorar, claro que sí. Pero el sabor de las hamburguesas está bien logrado, las combinaciones que se ofrecen son muy buenas y nuestro objetivo de despedir el año con amigos pasando un buen momento estuvo más que cumplido.

Este es nuestro último post de 2016, un año lleno de experiencias gastronómicas y turísticas inolvidables. Les deseamos un muy feliz comienzo de 2017 y brindamos con todos Uds para seguir viajando… porque viajar enriquece el alma.

3 comments

  1. garabatos56com · 17 Days Ago

    buenas recomendaciones te agradezco por compartir y ver una dirección de capital federal me alegraste ya que yo vivo en provincia de Buenos Aires, te deseo un buen fin de año y prospero año nuevo , que sigas teniendo buena vida y un abrazo virtual

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s