Pensamientos sobre gatos y gateros

El video que se dió a conocer ayer sobre una señorita dentro del cockpit de un vuelo comercial de Austral tuvo distintos tipos de repercusiones, algunas muy acertadas y otras reverendas estupideces.

Por eso me parece conveniente dar una opinión muy personal:

– Visitar el cockpit es posible siempre y cuando el comandante lo autorice, inclusive puede permitir fotos o videos. – Generalmente se puede acceder cuando se está volando a velocidad y altura crucero o cuando la máquina ya está detenida para que bajen los pasajeros.

– No es lógico que alguien (más allá de los pilotos actuantes) esté en el cockpit en los momentos críticos tocando el instrumental.

– Llegar a ser piloto a este nivel requiere de muchas horas de entrenamiento y de vuelo, lo que no es ni barato ni fácil.

– Ser piloto comercial es una de las profesiones más exigentes y rigurosas que existen, con muchísimos protocolos ante cada situación, regular o imprevista.

– Una compañía aérea es algo inmensamente más grande e importante que dos pilotos, está el personal de abordo, mecánicos, ventas, marketing, etc, etc, etc.

– En todas las compañías hay personas que no cumplen bien su trabajo, para eso están las áreas de control interno.

– Dos estúpidos y una descerebrada no pueden manchar el nombre de ninguna empresa aérea, ya sea la de bandera nacional o cualquier otra, ni tampoco pueden verse afectados los miles de pilotos que diariamente recorren los cielos del mundo con mucho profesionalismo.

– Así como se aceptan los accidentes por fallas humanas, también tenemos que agradecer que acá la falla humana no tuvo consecuencias lamentables.

– La respuesta de la Empresa me parece acertada, no implica que en el imaginario popular la imagen de la misma no sufra consecuencias, pero con buena educación y explicaciones coherentes deberíamos poder volver las cosas a su normal desarrollo.

– Este no es un post partidario, son sólo pensamientos en voz alta sobre algo que está en boca de todos.

Gracias por leer.

Y a seguir viajando que enriquece el alma… y a no preocuparse, que gatos habrá muchos, pero gateros imbéciles quedan cada vez menos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s