Mejor sentado… mejor viajado…

Muchas veces pasamos horas buscando buenos precios para nuestro viaje, consideramos alianzas para poder sumar millas o kilómetros, revisamos horarios y hasta proximidad del aeropuerto a la ciudad de destino.

Pero muchos viajeros desconocen que tienen la posibilidad de elegir el asiento dentro de la categoría que compraron.

Ya sea que compremos directamente con la aerolínea o a través de una agencia de viajes, el código de nuestra reserva nos permitirá verificar y/o modificar la ubicación dentro de la aeronave.

Bastará con ingresar en la página web de la aerolínea, cargar el código de la reserva y el apellido y seleccionar el asiento deseado.

Ahora bien… ¿cómo sabemos que el asiento 27J nos va a resultar mejor que el 16B o que el 32D?

El problema ya no se reduce solamente al clásico “¿pasillo o ventanilla?”, por eso debemos recurrir a herramientas casi indispensables.

A nuestro juicio la mejor de todas es Seatguru, en la cual sólo debemos ingresar la aerolínea, el número de vuelo y la fecha del viaje.

Si no conocemos el número de vuelo hay una opción donde podemos poner origen y destino y nos aparecen las opciones que elegiremos según el horario que volemos.

Seatguru

En ese momento nos aparece un mapa de la máquina que nos transportará a destino (en la imagen un bellísimo 787-8 de LAN)

LAN_Airlines_Boeing_787_Dreamliner Cada asiento tiene un color que significa la conveniencia o no de elegirlo, los comentarios y hasta fotos de los mismos.

En el mismo ejemplo acá pueden encontrar la descripción detallada.

Una vez verificados los que son de nuestra preferencia, chequearemos en la página de la aerolínea los asientos que están disponibles y cambiaremos los previamente asignados por los elegidos.

En general, y salvo que la tarifa comprada lo prohíba expresamente, el cambio puede hacerse desde el momento en que se obtiene el código de la reserva y el ok de la transacción.

Aclaración: esto NO reemplaza al chek in on line que recomendamos hacerlo apenas se abra la ventana de tiempo que nos permita realizarlo (generalmente 72 o 48 hs antes del vuelo).

Y no se olviden…. volar enriquece el alma… y si se vuela en un mejor asiento también enriquece el cuerpo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s