Pittsburgh, la ciudad de los mil puentes

Pittsburgh es una ciudad del estado de Pensilvania, ubicada a 600 km de Nueva York y a 400 km de las Cataratas del Niágara. Se la conoce como la “ciudad del acero”, por su larga historia como polo siderúrgico -hoy devenido en polo científico/tecnológico-, o como la “ciudad de los puentes”, por tener más de 400 puentes.

Su epicentro económico y cultural se desarrolla en el triángulo donde los ríos Allegheny y Monongahela se unen para dar origen al famoso río Ohio. Aquí se encuentran los edificios más altos y modernos de la zona, y las sedes de las empresas de primer nivel tales como Google, Intel, Apple, etc.

Pittsburgh PPG Place

Ese triángulo dorado (llamado así por el reflejo del sol en sus edificios) se puede recorrer en poco tiempo ya que no tiene más de diez cuadras por lado. Hay tiendas (se destaca Macy´s al 400 de la Fifth Ave), bancos y restaurantes de todo nivel. Si cruzamos el río Monongahela hacia el sur estaremos en Station Square, una vieja estación de ferrocarril devenida en un polo gastronómico y cultural.

Pittsburgh Landmarks Building

Allí se está emplazado el Sheraton Station Square (muy recomendable para alojarse) y el Hard Rock Café con una fuente de aguas audiorítmicas que invita a disfrutar el momento.

Pittsburgh Sheraton SS

Esta zona está al pie del Mount Washington al cual podemos subir por unos funiculares increíbles que tienen una inclinación de 30º, lo que los hace una atracción en sí mismos.

Pittsburgh Monongahela Incline

Desde la cima del monte tendremos unas vistas espectaculares de Pittsburgh y podremos recorrer el barrio restaurado con sus calles y veredas en pendiente.

Pittsburgh Mount Washington E

Pittsburgh Mount Washington W

Desde el Downtown, si cruzamos el río Allegheny hacia el noroeste, ingresaremos en la zona de los grandes estadios, el de los Pittsburgh Steelers (fútbol americano) y el de los Pittsburgh Pirates (béisbol). Para entradas, les recomendamos el sitio  Superboletería

Pittsburgh PNC Park

Pittburgh Heinz Stadium

También podemos ingresar al Museo de los Niños, un edificio de cuatro pisos donde la diversión, la ciencia y la ingeniería harán el deleite de los menores.

A pocas cuadras del Museo se encuentra el Aviario, el Parque Allegheny y Museo Andy Warhol (dedicado íntegramente a este gran artista nacido en esta ciudad)

Podríamos decir que casi nadie ve en Pittsburgh un centro turístico en sí mismo, pero muchos la visitan ya sea por negocios o como punto intermedio entre dos destinos alejados.

Sinceramente, creemos que ofrece mucho para el poco tiempo que generalmente se le dedica, y que no defraudará al que se hospede tres o cuatro noches, pudiendo aprovechar su vida nocturna y sobre todo la posibilidad de vivir la vida diaria como lo hace cualquier habitante de la zona.

Se encontrarán con una ciudad que se ha reconvertido en los últimos años, que es limpia y ordenada, y que ofrece muy buen trato al turista.

Como siempre decimos… viajar enriquece el alma.

One comment

  1. Pingback: Post nº 100 | asistenteviajero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s