Comer en un restaurant tradicional.

Uno de los ámbitos donde la moda y los cambios de estilo tienen mayor incidencia es en el gastronómico.

A lo largo del tiempo se han vuelto populares lugares muy distintos entre sí, recuerdo las pizzerías para comer “de parado”, las parrillas con sus “parrilladas completas con fritas”, los tenedores libres, los bodegones con “comidas de antes”, los “sushi club” y la gente intentando comer con palitos y últimamente las cervecerías artesanales y sus picadas exóticas.

Todos hemos pasado por la mayoría de ellos, a todos nos gustó pasarla bien en esos lugares (algunos mas exóticos que otros por cierto) pero hay algo que nos ha acompañado siempre, lugares a los cuales volvemos con regularidad y que se han “teflonado” a las modas gastronómicas.

Sí, son esos lugares tradicionales que en general tienen estas carcterísticas:

  • Son tremendamente concurridos desde temprano (diríamos casi en horarios de otro hemisferio) hasta muy tarde.
  • Casi imposible concurrir si no se ha reservado con anticipación.
  • Los mozos son como “los de antes”, que te dan la bienvenida, quizás hasta te conocen por el nombre y, yendo más allá, hasta saben tus platos favoritos.
  • Si concurrimos con niños probablemente tengan atenciones especiales para con ellos, les hagan chistes y, por qué no, les traigan sus vasitos de plástico por las dudas.
  • No tienen platos gourmet, pero la carta es amplia, muy amplia, con platos elaborados y con minutas para los que van a lo seguro.
  • La materia prima es siempre excelente y los sabores son intensos pero agradables para la gran mayoría de la gente.
  • Las porciones son generosas, generalmente para compartir.
  • La carta de vinos no está inflada en sus precios, tiene un recargo lógico y absolutamente justificado.
  • Siempre sobra comida y jamás será mal visto que te armen un paquetito para llevar.
  • La vajilla, así como las fuentes donde traen los platos, no es lujosa, lo que importa es el contenido y que el mismo sea abundante.
  • Y, por sobre todas las cosas, el hábito se transmite de generación en generación, quien fue de hijo vuelve con sus hijos, quien fue de nieto, vuelve con los suyos, porque siempre dá placer volver a sentir los sabores de la infancia.

Los Hermanos 1

Los Hermanos 3

Los Hermanos 4

Los Hermanos 5

Si no podés pasar mucho tiempo sin ir a un restaurant con los tuyos, si probás sushi o pizza a la parrilla con cerveza artesanal pero volvés por tus canelones a la rossini o tu suprema maryland de vez en cuando, si te bancás a la moza que confunde tu plato pero volvés a sonreír cuando el mozo de toda la vida te saluda, es porque tenés tu “restaurant tradicional” bien elegido, no lo abandones.

Esperamos que nos pasen data de cuáles son sus lugares predilectos y por qué no sus platos estrella, porque viajar enriquece el alma, pero comer en estos lugares también no dá un placer inmenso.

Anuncios

5 comments

  1. luluboeing · octubre 26, 2015

    Nombre?

    Me gusta

  2. luluboeing · octubre 26, 2015

    Las fotos de los platos son tentadoras

    Me gusta

    • asistenteviajero · octubre 26, 2015

      Estas son de Los Hermanos en City Bell, pero son todos geniales!!!!

      Le gusta a 1 persona

      • Daniela · octubre 27, 2015

        Los Hermanos la rompe. Hace mucho, mucho tiempo que no voy, pero siempre está hasta las manos…

        Me gusta

      • asistenteviajero · octubre 27, 2015

        Vale la pena cada centavo que gastás ahí.
        Eso sí, hay que reservar por lo menos un día antes.
        Gracias por pasar y comentar.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s